Tags

Comparte

Prepara tu propio GHEE en casa (Receta)

¡Hola guapas y guapos!

¿Alguna vez han escuchado acerca del “GHEE”

A mí me encanta por los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud, ¡además de que es muy fácil de preparar!

El ghee, también conocido como “mantequilla clarificada”, es una grasa pura que está libre de conservantes perjudiciales, lácteos y aditivos. Además, es un gran sustituto de los aceites de cocina y le da un sabor diferente y delicioso a nuestros platillos.

Algunas veces el ghee ya preparado puede ser un poco más caro que la mantequilla tradicional o los aceites de cocina, ¡Pero no te preocupes! Que aquí te dejo la receta para que tu mismo puedas prepararlo en casa.

Receta

Ingredientes:
½ kilo de mantequilla sin sal (de preferencia orgánica)


Preparación:
1.- Poner la mantequilla en una cazuela a fuego bajo. No calentar la cazuela antes de meter la mantequilla ya que está se puede quemar.

2.- Una vez derretida la mantequilla, comenzarán a flotar en la superficie algunos sólidos livianos formando una espuma. Retirar la espuma con una cuchara. Una vez que se ha retirado por completo la espuma, apagar el fuego y dejar enfriar la mezcla a temperatura ambiente.

3.- Al enfriarse, podrás notar que la mezcla se separa. Eso es justo lo que buscamos. El suero de color blanco se va al fondo, quedando el ghee en la parte de arriba.

4.- Tras un breve periodo de enfriamiento a temperatura ambiente, el ghee solidificará en la parte superior de la cazuela, tomando un color amarillo pálido; mientras que el suero permanecerá líquido en el fondo.

5.- Retirar el ghee de la cazuela con una cuchara y colocarlo en un recipiente de vidrio. No es necesario guardarlo en el refrigerador.

Importante: El ghee debe tener un aroma agradable (como a mantequilla). Si su aroma es agrio, entonces el proceso no fue bien elaborado.

TIP: Ten en cuenta que, al remover los sólidos de la leche, la cantidad de mantequilla que te quedará será menor a la cantidad inicial. Por ello te recomiendo que como mínimo uses ½ kilo de mantequilla sin sal.

¡Y listo! Ya puedes utilizarlo para reemplazar los aceites a la hora de cocinar.

¿Qué te pareció? Platícamelo en los comentarios.

Y si te gustaría aprender más sobre como alimentarte sanamente y conocer más información al respecto, te invito a mi programa en línea Super Paquete de Nutrición Funcional.

INCLUYE:
• Mi programa en línea El Arte de Nutrir tu Cuerpo (con 4 módulos con más de 15 horas de audio clases en nutrición funcional)

•Plan de alimentación sugerido desinflamatorio para 3 semanas

•Recetario Libre y Fit

•Masterclass: Cómo armar tu menú curativo del día

•Clase especial: Mis secretos para maximizar tu rutina de ejercicio

Y unos bonos buenísimos!!

¡Ni se te ocurra volver a ir al súper ni hacer el menú de tu semana sin antes adquirir mi Super Paquete de Nutrición Funcional

Toda la información paso por paso, que necesitas para empezar a personalizar tu plan de alimentación, de acuerdo a tus gustos y estilo de vida, sin dietas ni sufrimiento. Regístrate haciendo click aquí.